X

¡Agreganos a tus contactos y mandanos tu mensaje!

1564783163

1567963983

Mantené presionado sobre el número para poder seleccionarlo. Te aparecerá la opción "Copiar" en la parte superior.
Una vez copiado, podrás agregarlo a tus contactos.

El Prana (teoría)

El Prana (teoría)

EL PRANA

 

Desconocer la existencia del Prana, su acción sobre el organismo, el modo de almacenarlo y de dirigirlo a voluntad, es ignorar el verdadero Yoga. Es posible practicar las asanas sin preocuparse por el Prana ya que las posturas aseguran el equilibrio pránico. Una vez adquirida la técnica de las posturas hay que sobrepasar el estadio de la ejecución puramente mecánica y material de las asanas y demás ejercicios yóguicos para pasar al estadio del Pranayama.

Prana es la suma total de las energías contenidas en el universo. Cuando Prana actúa sobre Akasha (éter cósmico) nacen todas las formas de la materia. La física considera toda la materia como energía “ordenada” o dispuesta de diversos modos. PRANA en sentido amplio designa a la energía cósmica tomada en conjunto y prana en sentido estricto define a sus manifestaciones.

Todo lo que se mueve en el universo es manifestación del Prana, gracias al prana el viento sopla, tiembla la tierra, estalla la estrella y piensa el filosofo. El prana es universal, existimos en un océano de prana del que cada ser viviente es un torbellino.

Los yoguis afirman que lo que caracteriza a la vida es su capacidad de atraer prana, de acumularlo y de transformarlo para actuar en el medio interior y en el mundo exterior. El prana está presente en el aire y no es el oxigeno, ni el nitrógeno, ni ninguno de los componentes químicos de la atmosfera. El prana existe en los alimentos, en el agua, en la luz solar y sin embargo no es ni las vitaminas, ni el calor, ni los rayos ultravioletas. El aire, el agua, los alimentos, la luz solar sirven de vehículos al prana, del cual depende toda la vida animal y vegetal. El prana penetra todos los cuerpos, incluso donde no llega el aire, el prana es el verdadero alimento, porque sin prana no es posible ninguna vida. Para manifestarse en el mundo material, el espíritu se vale del prana, para animar el cuerpo y sus diversos órganos.

prana-chakrasEl prana puede ser almacenado en el sistema nervioso, especialmente en el plexo solar y mediante el pensamiento es posible dirigir a voluntad las corrientes pránicas. A través del control del prana el yogui detiene los latidos del corazón, es decir que retira de su corazón la energía vital. Así nos encontramos con que los yoguis realizan practicas de control de funciones involuntarias en total ignorancia de la estructura de sus órganos y sin embargo gozan de un magnifico estado de salud.

El Pranayama es también la meta de las asanas, bandhas y mudras; entre la mente y el prana existe una interacción que hace que el Hatha Yoga vaya mucho más allá de lo físico.

La energía vital todo lo llena y todo lo mueve, es quien produce conserva y renueva todo, es inagotable e infinita. En su aspecto mas sutil influye el principio del pensamiento y del alma y da al ser racional no solo la existencia sino también el sentimiento y los goces de la vida, porque se puede observar que el aprecio que se tiene de la vida está en razón de la mayor o menor energía de la fuerza vital.

 El Prana del aire

El prana no es ninguno de los componentes químicos de la atmosfera, sin embargo la fuente más importante de prana es la atmosfera. El prana esta constituido principalmente por partículas electrizadas: iones negativos (cargas eléctricas).

La tierra es un conductor cuya superficie esta cargada negativamente en tanto que la atmósfera alta es positiva. Los chinos conocen desde la antigüedad estas cargas eléctricas cuando hablan del Yin y Yang. Estas cargas eléctricas están influidas por los fenómenos cósmicos, las fases de la luna la actividad del sol, los factores meteorológicos etc.

Un ion es un átomo o fragmento de molécula cargado eléctricamente y es el verdadero obrero de la vida en la célula, constituye en buena parte su potencial vital. La proporción de oxigeno del aire es igual en la ciudad que en el campo, lo que hace que el aire de la ciudad sea mas pernicioso y menos vivificante se debe a la presencia de partículas de polvo, los escapes de los autos y las emanaciones industriales que absorben y neutralizan a los iones negativos (prana).

El acondicionamiento del aire no restituye los iones negativos, los filtros capturan a los iones negativos y se trasforma en un aire sin vitalidad.

Fuentes de Prana

  • Las radiaciones telúricas, es decir las emanaciones radioactivas naturales del suelo (algunas rocas emiten rayos gamma).
  • Las radiaciones electromagnéticas de corta longitud de onda que provienen del sol, inagotable generador de energía.
  • Los rayos cósmicos, estos son muy importantes ya que la radiación solar es intermitente en tanto que los rayos cósmicos irradian constantemente y atraviesan las capas mas espesas de nubes sin perder nada de su energía.
  • Otra fuente importante que produce gran cantidad de prana son las masas de agua en movimiento o en curso de evaporación.

Metabolismo de la electricidad

Al igual que la batería del automóvil nos debemos cargar al máximo para saturarnos de electricidad negativa y dejar que la piel evacue el posible excedente. El organismo tiene la necesidad de renovar constantemente sus cargas eléctricas. Un organismo sano puede compararse a un lago que alimentado con agua de deshielo de montaña, que se va por el torrente y un organismo enfermo con una marisma en la que el agua esta detenida y podrida.

ORGANISMO SANO

 

PRANA 4

El organismo no debe ser aislado del suelo, porque así es objeto de una perdida eléctrica constante. El calzado nos aísla en el sentido eléctrico del término y contribuye a disminuir nuestra vitalidad. Los pueblos que viven desnudos o casi desnudos han gozado siempre de una vitalidad mucho mayor. El animal que se carga negativamente al absorber iones negativos por la respiración, puede hacerlo también al transpirar, es decir, emitiendo iones positivos ya descargados por evaporación de agua, estimulando de esta manera el fluir de las energías; capta prana y descarga por la transpiración, elimina toxinas, activa la circulación y abre los capilares. Este proceso podría encontrarse en el sauna.

El hombre esta sometido constantemente al impacto de las energías del cosmos, que derrama torrentes de prana. El sol y los rayos cósmicos ejercen sobre los seres vivos un influjo todavía mal determinado, pero muy importante. La tierra absorbe y almacena estas energías y constituye un segundo polo. El organismo humano, sistema eléctrico vibrante es la sede de intercambios incesantes con las energías cósmicas y telúricas que lo rodean. Debe evitar aislarse detrás de muros, vestimenta y calzados. “Intercambiemos prana través de la piel y los pulmones y llevemos el prana hasta nuestras células”.

El prana en el organismo

“Cuando se considera la vida orgánica a la luz de la física biológica, se constata que los fenómenos eléctricos forman la base de toda la vida celular, y se llega a la conclusión de que todo es una carga eléctrica.”

Para los yoguis, en el inmenso océano pránico constituido por el universo material, todo lo que vive, desde la célula más humilde hasta el ser mas evolucionado, es un torbellino de energía organizada. El prana no es la materia llamada “grosera”, sino mas bien la energía que la mueve. El prana acompaña a la vida desde su origen, la conserva y la controla. Cada célula, considerada individualmente, es la sede de importantes manifestaciones pránicas y el organismo entero está controlado por el prana.

En el organismo humano, la energía bioeléctrica esta en perpetuo movimiento, circulando de los lugares de potencial mas elevado a los de potencial menor, buscando un equilibrio nunca alcanzado, estas cargas eléctricas en continuo proceso de nivelación son transportadas por las partículas de los fluidos corporales.

El cuerpo es capaz de almacenar esta energía y es posible dirigirla a voluntad; según los yoguis el prana embebe todo el cuerpo al que hay que considerar como un acumulador y transformador y nuestra vitalidad depende de una asimilación suficiente de prana y de su correcta utilización. Experimentos científicos sobre la existencia y medición de la electricidad humana permitieron constatar que entre los individuos con salud normal, la carga eléctrica alcanzaba una media de 8 microamperios; para los fatigados 1 o 2 microamperios y para los sobreexcitados o contracturados subía a 15 microamperios.

Queda claro que el hombre que fuese capaz de almacenar esta energía bioeléctrica, dirigirla y repartirla a voluntad en su organismo, poseería la llave de la salud física y mental. Es este el primer objetivo del Pranayama.

La medicina del futuro será pránica

Los órganos de absorción del prana

  • Las terminaciones nerviosas de las fosas nasales
  • Los alvéolos pulmonares
  • La lengua
  • La piel

PRANA1) La nariz representa el principal órgano de absorción de prana, el aire nuestro principal alimento. El paso de este vital elemento esta estrechamente vigilado por los cornetes de la nariz, los cuales están tapizados de una infinidad de receptores nerviosos ultrasensibles relacionados por vía refleja con centros nerviosos situados en la medula espinal especialmente en el bulbo raquídeo. La nariz es una verdadera antena pránica, la separación de las fosas nasales modifica la forma de embudo que constituye la parte inferior del apéndice nasal y guía el aire inspirado hacia la zona de las fosas nasales donde son mas numerosas las terminaciones nerviosas que captaran diversas sensaciones olfativas y el prana . El aparato respiratorio esta íntimamente relacionado con el sistema nervioso y constituye bajo muchos aspectos un todo orgánico. Así como el hecho de morder una fruta produce en la boca producción de saliva y pone en marcha progresivamente reacciones en todo el tubo digestivo, también la admisión de aire por nariz pone en marcha mecanismos nerviosos que influyen en todos los niveles del aparato respiratorio. En el Pranayama se debe llevar el aire a la parte superior de la cavidad nasal, inspirar separando las fosas nasales y expirar relajando las aletas nasales.

2) También los pulmones son sede de importantes manifestaciones pránicas, el paso de      oxigeno a través de los alvéolos pulmonares a la sangre depende de las cualidades físicas y bioeléctricas de la sangre.

3) La fijación pránica se hace mas por la lengua que por el intestino y el estomago. El sabor no es el prana pero indica su presencia, los yoguis mastican el alimento hasta que pierde su sabor, después de la absorción del prana sutil lo tragan y sirve para construir tejido. El alimento puede reconstituir el cuerpo físico pero no cargar al máximo nuestras baterías pránicas. El efecto revigorizante de una comida puede observarse inmediatamente aunque la digestión tarda dos o tres horas con un gasto de energías inclusive. La energía pránica se absorbe por la lengua, sin ninguna digestión.

4) La piel es algo más que una simple envoltura, es uno de los órganos más voluminosos y más importantes del cuerpo. Por los poros expulsamos toxinas que de lo contrario se acumularían en el organismo pero lo que nos interesa particularmente es el papel pránico de la piel. La piel está en contacto (o debería estarlo) con el aire vibrante de energía; y  puede absorber importantes cantidades de prana solar, esta absorción de energía podría ser incrementada y controlada voluntariamente. Aunque el principal papel de la piel sea absorber prana también es un órgano de expulsión de prana.

Al conocer  los órganos por los cuales podemos asimilar prana debemos controlar y dirigir estas energías. El prana obedece al pensamiento, el pensamiento concentrado permite absorber una mayor cantidad de prana que luego debe ser canalizada conscientemente.